Home

Requisitos de Elegibilidad

Para optar a los recursos del BCIE, la institución financiera intermediaria deberá contar con los siguientes requisitos de elegibilidad:


Requisitos Generales

1.- Contar con una opinión jurídica favorable emitida por el BCIE. Se requiere:

  • Personería jurídica
  • Copia autenticada del instrumento legal de formalización y cualquier reforma subsiguiente, debidamente registrada.

2.- En caso de Instituciones Financieras No Bancarias (IFNB):

  • mínimo tres años de haberse constituido legalmente
  • tres años de operaciones
  • tres años de experiencia crediticia comprobada.

3. Cooperativas:

  • mínimo 5 años de constitución, operación y experiencia crediticia.
  • contar con estados financieros auditados de los últimos tres ejercicios anuales, dictaminados por auditores externos.

 

Requisitos Financieros Mínimos

Para que las instituciones puedan optar a crédito intermediado, el BCIE verificará el cumplimiento de los siguientes requisitos:

 

REQUISITOS FINANCIEROS MINIMOS
TIPO DE INSTITUCIÓN INDICADOR PARAMETRO
Instituciones Financieras No Bancarias (IFNB) Suficiencia de Capital Mayor o igual a 16.7%
Cartera Afectada Menor o igual a 15%
Tasa de Pérdidas Menor o igual a 10%
Autosuficiencia Financiera Mayor o igual a 80%
Cooperativas Solvencia Mayor o igual a 100%
Nivel de Mora Menor o igual a 10% de la cartera activa total
Utilidades En los 2 últimos períodos anuales y en el último período interino.

 

 

Requisitos de Información

Si la institución cumple con los requisitos anteriores, deberá proporcionar al BCIE, en forma oportuna y completa, la información contenida conforme al “Listado de Información y Documentación requerida para análisis” que será proporcionada por la respectiva Gerencia de País. Una vez entregado el listado requerido, la institución es evaluada conforme a la Metodología de Calificación aprobada por el BCIE.


Si como resultado de la evaluación de crédito, el BCIE estima viable la concesión de una facilidad crediticia, se le asigna a la institución un cupo crediticio revolvente bajo la figura de Línea Global de Crédito (LGC), para que pueda disponer oportunamente de recursos de acuerdo a sus necesidades de financiamiento.